Vinaròs News

Històries d'avui en dia

PP VINARÒS. Lluís Gandía Vinaròs no merece tener a un Alcalde que se esconde y permanece callado ante la grave y delicada situación que viene...

PP VINARÒS. Lluís Gandía

Vinaròs no merece tener a un Alcalde que se esconde y permanece callado ante la grave y delicada situación que viene padeciendo el Hospital comarcal de Vinaròs. Cuando dimitió el jefe del servicio de salud mental, cuando estuvo a punto de cerrarse la UCI por falta de facultativos, cuando durante ocho meses no se realizó el programa de prevención de cáncer de mama o cuando el hospital se queda sin un solo dermatólogo. El silencio de Alsina lo inhabilita para ser Alcalde porque demuestra defender los intereses del PSPV-PSOE y no los de Vinaròs.

Nuestra ciudad no merece tener a un Alcalde que huye de los debates y las tertulias para aceptar únicamente cómodas entrevistas y lanzar cortes de voz cocinados. Después de siete años de gestión poco balance debe tener cuando huye de los espacios donde es obligado rendir cuentas a los vinarocenses.

En la campaña electoral de mayo de 2019 prometió que la pasarela sobre el Servol era inminente. Han pasado tres años y no se ha movido una piedra, quizás está esperando a las semanas previas a las elecciones para hacerse la última foto, pero mientras tanto, Alsina callado.

De las irregularidades y estafas cometidas en la zona azul seguimos sin escuchar ni una sola palabra al Alcalde. Guillem Alsina sabe y conoce que su actuación no fue todo lo diligente que corresponde a un Alcalde responsable, que protege los intereses municipales y que da la cara ante sus vecinos. Por eso ahora sigue callado, escondido, sin querer explicar su gestión con la zona azul.

Tampoco habla el Alcalde Alsina del PAI del Vinalab, donde cada día que pasa se acumula un pufo económico de tamaño considerable y que lastrará la próxima legislatura. Las promesas que hizo Alsina en mayo de 2019 a los propietarios afectados son las que ahora deben ocasionarle otra afonía crónica que le impide dar la cara y explicar porque nada de lo que prometió se ha cumplido.

Sabemos que un Alcalde tiene derecho a equivocarse, pero al mismo tiempo tiene la obligación de dar la cara, de ofrecer explicaciones y no esconderse. El gobierno de Alsina lleva tres años escondiéndose y por eso no es el gobierno que merece Vinaròs. Nunca nadie que se escondió fue capaz de hacer avanzar a un pueblo. Alsina es buena prueba de ello.

Comparteix

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies