Vinaròs News

Històries d'avui en dia

De Cabo Verde a las Azores a vela.  Y aprovechando para impartir formación a los bomberos de Sao Vicente De Cabo Verde a las Azores a vela.  Y aprovechando para impartir formación a los bomberos de Sao Vicente
EMILI FONOLLOSA El vinarocense Javier Sanz Borrás, integrante de la unidad de rescate de montaña desde hace 31 años del parque comarcal de bomberos... De Cabo Verde a las Azores a vela.  Y aprovechando para impartir formación a los bomberos de Sao Vicente

EMILI FONOLLOSA

El vinarocense Javier Sanz Borrás, integrante de la unidad de rescate de montaña desde hace 31 años del parque comarcal de bomberos de Benicarló, ha vuelto a protagonizar una larga travesía a vela por el Atlántico, sumando méritos a su título de capitán de yate, y esta vez ha sido entre Cabo Verde y las Azores.

Tras llevar ya contabilizadas tres travesías por el Atlántico, por las las latitudes 20º, 40º y 60º, y acumular 14.400 millas oceánicas., el azar hizo que contactara con un amigo, Mike, que estaba en la isla Ascensión, donde llevaba tiempo esperando que las medidas contra el Covid-19 le permitieran continuar viaje hacia el Mediterráneo. “Coincidimos en que sería agradable volver a navegar juntos, acordamos un puerto de encuentro y una fecha, el puerto era Mindelo en la isla São Vicente del archipiélago de Cabo Verde”. Sin embargo, la fecha del viaje se fue retrasando.

El velero con el que realizar la travesía, de nombre Pacha, con un gran palmarés de regatas ganadas, como la famosa Sídney-Hobart, con su legendario recorrido de 628 millas náuticas, tenía una grave avería en el cable principal que sujeta el mástil a la proa, por lo que no estuvo disponible a su debido tiempo.

Finalmente el Pacha arribó a puerto el jueves 10 de Junio.  Finalmente pudieron zarpar el viernes 18, con toda la tripulación a punto: Javier y sus tres compañeros de viaje Jorge, Felicity y Mike.

“Poco a poco el cuerpo se fue adaptando a la nueva normalidad, en la cual todo estaba en continuo movimiento. Adoptamos el horario de las guardias, dos horas al timón y seis de descanso, así durante los 12 días de travesía hasta el puerto de Ponta Delgada en la isla San Miguel de las Azores, con un recorrido aproximado de 1.400 millas náuticas “2.592,8 Km”.  La misma distancia que hay entre Mindelo y Brasil.

Durante la travesía tuvieron un poco de todo: temporal con mucho viento y poca vela, dos días de calma total al cruzar el anticiclón de las Azores, noches de luna llena, noches en las cuales solo veías el cielo cubierto de millones de estrellas… “Los delfines no faltaron en hacernos compañía, vimos un cachalote, un tiburón, medusas de la especie Carabela Portuguesa, etc. Cerca de las Azores nos encontramos con el alga denominada Sargazo, conocida por el mar de los Sargazos, que puede cubrir importantes superficies del mar y frenar el avance de la embarcación”.

Les sorprendió un navegante en solitario, en una embarcación de 6 metros de eslora por 1 de manga, con dos velas cuadradas. “Nos acercamos a fin de comprobar si necesitaba ayuda, nos saludó y nos indicó que todo iba bien. Continuamos viaje, con cierto grado de sorpresa por el encuentro y el lugar, en medio del inmenso océano”. Finalmente llegaron a tierra el día 29 de junio.

LARGO CURRÍCULUM VIAJERO

Otra travesía de Javier Sanz que engrandece su ya largo currículum de viajes y “aventuras” por el extranjero, y en  la que otra vez no ha faltado la vertiente solidaria. Anteriormente ha estado en Argelia, Haití y Perú ayudando a rescatar víctimas de terremotos. Asimismo ha participado en proyectos de cooperación de Bomberos Sin Fronteras en Nicaragua y en el Proyecto Ukhupacha de la UJI, en Perú y Ecuador.

BOMBEIROS  DE SAO VICENTE

Durante la larga espera en Cabo Verde, debido a la avería del Pacha, Javier Sanz, una vez más mostró su solidaridad y altruismo con bomberos de otros países, como ya ha hecho en otros viajes.

“Decidí visitar el parque de bomberos en Mindelo, la primera impresión fue de falta de material, formación, y recursos para mantener operativo un parque que da servicio a una isla con una población de 83.500 habitantes. Así, se ofreció a darles formación en rescates. Estuvo seis días compartiendo conocimientos y experiencias con los bomberos de São Vicente. “Fue muy enriquecedor, mostraron gran interés. Día a día me recibían diciendo “Javi, ¿hoy qué haremos?”. Empleamos técnicas de fortuna a fin de saber utilizar los medios disponibles y así poder afrontar rescates que, pese a su dificultad, marcarían la diferencia entre la vida y la muerte. Localicé una tienda que disponían de cuerdas técnicas conseguí las necesarias para los servicios de rescate”.

Tras acabar la travesía, el contacto con estos bomberos continúa, “me siguen mandando fotos de las prácticas que realizan con lo aprendido y les mando todo tipo de información que les pueda ayudar. Me preguntaron si volvería, les dije que si volviera procuraría traerles material y darle unos días de formación”.

Relato de una nueva travesía oceánica en vela: De Cabo Verde a las islas Azores (I)

Comparteix

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies