Vinaròs News

Històries d'avui en dia

Un órgano con mucha historia en San Jorge Un órgano con mucha historia en San Jorge
JUAN ESTELLER Días atrás visitaron la iglesia de San Jorge Don Vicente Ros, organista, Doctor por la Universidad de Valencia y catedrático de órgano... Un órgano con mucha historia en San Jorge

JUAN ESTELLER

Días atrás visitaron la iglesia de San Jorge Don Vicente Ros, organista, Doctor por la Universidad de Valencia y catedrático de órgano y clavecín, y D. Luís Miguel Rico, actualmente el único constructor de órganos de la Comunidad Valenciana, con objeto de estudiar las posibilidades de restauración del órgano de aquella iglesia.

El 26 de abril de 2019 el Ayuntamiento presentó el libro “HISTORIAS DE SAN JORGE” del autor Juan Esteller, compendio de hechos ocurridos en el municipio en la época de la Repúblíca, la Guerra Civil y la posguerra y editado por la Diputación. En uno de sus capítulos habla de la destrucción del órgano de la iglesia, aunque el capítulo del libro se centra más en el asesinato de su organista, pero la publicación de ese libro motivó el interés por restaurar tan precioso instrumento y a partir de ese momento surgió la iniciativa por un grupo de personas, la mayoría jubilados de avanzada edad para “restaurar ese órgano”. Según algunos técnicos ese órgano era a principios de siglo pasado el mejor órgano de toda la diócesis de Tortosa hasta que el día 3 de agosto de 1936 fue despachurrado por un numeroso grupo de adolescentes llevados allí por miembros del Comité local anarquista con el objetivo de reventar el órgano de la iglesia, contado por uno de aquellos adolescentes protagonista de aquel descosido y que murió hace unos meses con más de 90 años.

Se constituyó una asociación, “Amigos del órgano” que limpiaron personalmente el aposento, del que se sacó toda la basura cuidando de no estropear más de lo que ya estaba y se encontraron entre los escombros 26 flautas de madera sueltas, que habían sido arrancadas del instrumento y tiradas por allí, las de estaño desaparecieron todas. Había en total unas 1475 flautas según se desprende de las conducciones de aire todavía existentes. Durante los años de 1950 en el aposento contiguo, donde se encontraba el fuelle que proporcionaba el aire y que se movía por 4 personas, el cura párroco instaló una máquina de cine que en verano proyectaba por una ventana al exterior de la iglesia sobre el antiguo cementerio, las películas de cine cada sábado y domingo por la noche y el enorme fuelle se sujetó junto a la pared donde todavía se encuentra. Aparte de este incidente el aposento ha estado cerrado todo el tiempo con el consiguiente deterioro propio del paso del tiempo, pues la construcción del órgano data del año 1735, pagado entonces por una familia local de las más adineradas de la provincia de Castellón en aquellos años, pero a pesar del tiempo la madera está en perfectas condiciones, sin carcoma, sin malformaciones y con la rigidez de las obras hechas con calidad y esmero, toda una joya que ha estado ahí muerta más de medio siglo.

Durante el verano pasado el Ayuntamiento promovió una reunión entre representantes de la Consellería de Cultura, la dirección de Patrimonio de la Diócesis, a la que asistió el mismo Obispo de la Diócesis de Tortosa, estimando que el coste de la recuperación podría superar los 250.000 €, a pesar de ello se inició formalmente un proceso de restauración que “quizás” llegue a buen término. Hace unos 20 años se intentó también una restauración que se valoró entonces en 1.100.000 € y se desistió del tema por su elevada cantidad.

Los técnicos que esta semana pasada visitaron el lugar estudiaron minuciosamente la situación de las instalaciones e indicaron que la estructura del órgano está intacta, que lo que se destruyó fueron los instrumentos periféricos: El teclado, las flautas, las llaves exteriores de los tonos, algunos mecanismo internos y todo aquello que estaba al alcance fácil de los niños y que podían tomar con facilidad, pero su estructura,  los 4 secretos y los conductos interiores, más voluminosos y menos atractivos, están intactos y perfectamente aprovechables, con el deterioro propio del paso de los años, pero con una minuciosa limpieza  y una delicada restauración de sus elementos musicales se puede recuperar una auténtica joya del organero “Don Matías Salanova” autor del instrumento y que sin duda podría llegar a ser el mejor órgano de la provincia de Castellón con un presupuesto que se estimó en torno a los 100.000 €.

En estos momentos estos técnicos están elaborando ese estudio y valorando su coste definitivo para poder decidir la fórmula adecuada para su restauración, más de 80 años después de su destrucción en la época de la República. Se da publicidad del hecho al considerar el prestigio del instrumento el cual esperamos en breve tiempo poder deleitarnos con su música.

El Ayuntamiento y la Diócesis de Tortosa estudian la restauración del histórico órgano de Sant Jordi

 

Comparteix
Avatar

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies