Vinaròs News

Històries d'avui en dia

Los alcaldes critican a la CHE por su lentitud en limpiar el Bergantes y ésta se escuda en la burocracia Los alcaldes critican a la CHE por su lentitud en limpiar el Bergantes y ésta se escuda en la burocracia
JAVIER ORTÍ-MIGUEL AGOST Unanimidad de los alcaldes de la ribera del Bergantes, de variado color político, en sus críticas por la lentitud de la... Los alcaldes critican a la CHE por su lentitud en limpiar el Bergantes y ésta se escuda en la burocracia

JAVIER ORTÍ-MIGUEL AGOST

Unanimidad de los alcaldes de la ribera del Bergantes, de variado color político, en sus críticas por la lentitud de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) para autorizar los trabajos de limpieza en el río que pasa por sus municipios, concretamente Morella, Forcall, Villores, Palanques y Sorita.

Tal y como dio a conocer el diario Mediterráneo, el cauce presenta una acumulación evidente de piedras, tierra y vegetación que podría causar graves problemas en caso de producirse una riada. Los ayuntamientos están en pie de guerra y demandan revertir esta situación con la mayor urgencia para impedir una posible catástrofe natural. El primer edil de Forcall y diputado provincial de Carreteras y Desarrollo Rural, el socialista Santiago Pérez, manifiesta: «Contamos con retrasos de más de medio año para conseguir los permisos necesarios para actuar en nuestra parte y, además, muchos llegan reiteradamente tarde y no siempre son aprobados». Asimismo, explica la urgencia: «Tenemos la zona de la gravera, donde pedimos una intervención porque hay un amontonamiento de sedimentos que, en caso de una avenida, taponaría conductos. El desastre sería mayúsculo».

En una línea muy similar se expresa el alcalde de Morella, Rhamsés Ripollés (PSOE), quien incide en las «enormes demoras» burocráticas: «Esperamos desde hace cinco años una resolución sobre una obra para el puente que pasa por Ortells –pedanía morellana– y no tenemos aún el visto bueno. La CHE es una administración que debe cambiar y agilizar los procesos. No podemos trabajar así». Desde Palanques, la munícipe del Partido Popular, Lucía Martí, se suma a las exigencias: «Solicitamos desde hace años luz verde a la CHE para adecuar el río, pero tardan mucho en contestar y, en demasiadas ocasiones, o nos lo han denegado o simplemente no han dado respuesta alguna». Del mismo modo, su homólogo en Sorita, también del PP, José Ramón Guarch, argumenta: «Tenemos el cauce al nivel de los huertos por el exceso de grava y piedras. Si el Bergantes se desborda, se lo llevará todo por delante. Hemos avisado en numerosas ocasiones de esta coyuntura a la Confederación del Ebro».

Por su parte, el primer edil de Villores, la localidad que dio la voz de alarma con la publicación de un comunicado en el que advertía del conflicto, Iván Guimerà, del partido independiente VIU Villores, continúa a la espera de la autorización oficial, tras reclamar una actuación a principios de julio. «De palabra, tanto el forestal de la Generalitat como el encargado de la CHE en la zona nos comentaron que podemos intervenir, pero sin los permisos oficiales nos exponemos a sanciones solo por tocar el río. Estamos atados de pies y manos».

La suma de voces de los alcaldes para exigir soluciones ya ha tenido respuesta por parte de la Mancomunitat de Els Ports. Su presidente y edil de la Mata, del PSOE, asegura: «Es un tema importante que pondremos encima de la mesa para conseguir un desbloqueo. Las consecuencias de una riada serían dramáticas para la comarca. Iremos todos los pueblos a una».

LENTITUD ADMINISTRATIVA

“Las peticiones están en trámite y no podemos adelantarnos a lo que exige la legislación”. Esta es la respuesta oficial de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) a las críticas de los alcaldes de la ribera del Bergantes —Morella, Forcall, Palanques, Villores y Sorita— que urgen intervenciones ante el riesgo de una riada, por la maleza que acumula el cauce. Desde el organismo responsable de autorizar la limpieza no tienen previsto actuar «de forma inminente» y se escudan en los plazos legales y burocráticos que deben de resolverse antes de dar autorizaciones a los trabajos solicitados. «Serán aprobadas», también apuntan desde la CHE. Ante esta tesitura, la limpieza del río sigue en stand by.

El alcalde Villores, Iván Guimerà, municipio impulsor de las últimas reivindicaciones tras publicar un comunicado oficial exigiendo soluciones, dio a conocer que la Confederación se puso en contacto con ellos por el revuelo originado. «Nos dicen que todo sigue su curso y que les falta recibir un informe del Consell y datos que pidieron al Ayuntamiento de Forcall. También aducen que cumplen el calendario marcado, ya que pedimos los trabajos a principios de julio y tienen seis meses para aprobarlos», explica. A pesar de ello, el munícipe reitera su malestar por la lentitud administrativa: «Pasa el tiempo y advierten que faltan papeles. Si hay una crecida antes, cuando recibamos la luz verde ya no será necesario hacer nada. Lo hará la naturaleza a lo bestia».

Por otro lado, el primer edil de Forcall y diputado de Desarrollo Rural, Santiago Pérez, anuncia que desde la Diputación van a «entablar más contactos con la CHE para ver si pueden agilizar los plazos para ratificar las actuaciones que quieren ejecutar los afectados por esta situación». Asimismo, el también portavoz socialista en la institución provincial, destaca: «Pondremos a disposición de los municipios pequeños, que no tienen brigadas propias, el personal necesario para que, una vez tengan los permisos en regla, poder limpiar las zonas afectadas en los ríos que necesitan adecuaciones».

El cauce del Bergantes, lleno de suciedad, según se quejan en Els Ports

Comparteix
Avatar

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies