Vinaròs News

Històries d'avui en dia

BARTOMEU ROIG Querían unir la celebración de la Nochevieja con el día de Reyes, pero tras cinco días de rave ilegal en las instalaciones...

BARTOMEU ROIG

Querían unir la celebración de la Nochevieja con el día de Reyes, pero tras cinco días de rave ilegal en las instalaciones de la planta de purines de la localidad de Sant Mateu, la Guardia Civil logró cortar la música y paralizar el evento. Lo hizo sin proceder al desalojo a la fuerza de los asistentes, a pesar de estar ocupando una zona sin ningún tipo de autorización, y a punto de culminar sus intenciones.

La Benemérita se limitó a explicar en una nota que el montaje de sonido desplegado en la fiesta fue desactivado desde primeras horas de la mañana, con lo que dieron por finalizada esta quedada, «sin ningún tipo de incidente al respecto», y limitarse a dejar que los participantes que todavía quedaban en el interior salieran de manera progresiva. Las dependencias, situadas a las afueras de Sant Mateu, son propiedad de la Diputación de Castellón. El responsable de su área de Desarrollo Rural, Santi Pérez, fue el que formalizó la denuncia por estos hechos. Mencionó que desde el primer momento «hubo contacto entre nuestra institución, la Subdelegación del Gobierno y la Guardia Civil, y se optó por negociar con los participantes para que se marcharan sin tener que proceder al uso de la fuerza».

En el caso de que los asistentes no hubieran accedido a silenciar los equipos «se hubiera actuado de otra forma, puesto que a la vez ya estaban tramitadas las autorizaciones para que los agentes entraran y dejaran vacía la planta», añadió. Tal y como pudo constatar el diario Mediterráneo a lo largo de estos días, buena parte de las personas, convocadas a través de cadenas de mensajes de Whatsapp, consumieron drogas durante este particular festejo. Este fue uno de los motivos por los que las salidas se hicieron de manera escalonada. «El operativo prefirió que esta gente descansara en sus vehículos, y una vez pasados los efectos de las sustancias pudieran salir sin causar riesgo en las carreteras», incidió Pérez.

Aun así, al igual que en las jornadas anteriores, la Guardia Civil desplegada en las inmediaciones paró a quienes abandonaban la instalación. En primer lugar, para evitar que volvieran a entrar; y por otro lado, para saber quiénes eran. «Hay que tener en cuenta que había aparatos de sonido de grandes dimensiones, y un grupo electrógeno, que alguien habrá contratado», comentó el diputado. Calculan que en el transcurso de esta fiesta acudieron cerca de 600 personas. Más allá de lo extravagante que pueda parecer la propuesta, «estaban dentro de una propiedad, y en el caso de que hubiera ocurrido algún incidente sería un problema esclarecer las responsabilidades», dijo el denunciante.

Al mismo tiempo, negó la visión que ofrecieron algunos de los que se apuntaron a la rave: «No era una celebración alternativa, sino que hay quien ha hecho negocio con esto». En cuanto a la manera de actuar en situaciones semejantes, no hay un criterio unificado por parte de las fuerzas de seguridad. El pasado verano hubo un caso en Ibiza, que acabó con 73 detenidos y 13 heridos –entre ellos algunos policías– tras proceder a un desalojo. En cambio, en Benagéber (Valencia) llenaron a reunirse unas 3.000 personas en el 2015. Salieron por su cuenta, pero luego llegaron las denuncias.

https://www.vinarosnews.net/la-guardia-civil-desaloja-sin-incidentes-el-festival-rave-de-sant-mateu/

Comparteix
Avatar

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies