Vinaròs News

Històries d'avui en dia

MARIAN FONELLOSA 3- EL IMPACTO: ACCIÓN DE GUERRA, PUNTO DE PARTIDA. Nunca te rindas, nunca, nunca, nunca, en nada, grande o pequeño, largo o...

MARIAN FONELLOSA
3- EL IMPACTO: ACCIÓN DE GUERRA, PUNTO DE PARTIDA.
Nunca te rindas, nunca, nunca, nunca, en nada, grande o pequeño, largo o corto, nunca, excepto por convicciones de honor y buen sentido, no desfallezcas a la fuerza, nunca desfallezcas al aparente poder superior del enemigo.
Winston Churchill (1874-1965)

A partir de octubre de 1835, los cristinos (liberales isabelinos) dejaron desamparada la línea que configuraba el rio Sénia, con ello dejaron maniobrar a los carlistas por esta zona.
La población, como otras de la comarca, contaba con el cuerpo de voluntarios de la Milicia Nacional. Este cuerpo armado fue creado durante el llamado Trienio Liberal (1820-1823), como defensa del régimen constitucional. Y después bajo el gobierno progresista de las autoridades locales populares. En el período que se estudia surge a partir de 1833 cuando el Gobierno ordena la supresión del cuerpo de Voluntarios realistas y como contrapartida se crean las compañías de seguridad pública. La Ley de 16 de febrero de 1834 reorganizó los cuerpos armados, estableciendo una selección social en función del nivel de contribuciones. O sea, una milicia a base de propietarios y de individuos procedentes de las clases medias, que se mostraron insuficientes para hacer frente a las necesidades de la guerra.

Dos decretos sucesivos de 20 de febrero y 1 de marzo de 1834 permitían el establecimiento de la milicia urbana en todos los pueblos de más de 500 vecinos y anulaba la necesidad de contribuir, sustituida por el ejercicio de artes y oficios o el disfrute de rentas propias. En la Ley de marzo de 1835 quedará definida como una institución civil dependiente del Ministerio del Interior en lo concerniente de toda la nación, del gobernador en cada provincia y de la respectiva autoridad civil y gubernativa en cada pueblo.

El real decreto de 5 de febrero de 1836 amplió el alistamiento de la milicia – desde ahora denominada Guardia Nacional -, aunque continuó guardando un criterio censitario. Los moderados respetan la existencia de la Milicia hasta la conclusión de la guerra por los servicios que presta en la defensa de las localidades y por la impopularidad que supondría su disolución; pero esta fuerza se convierte en un elemento poderoso de apoyo al partido progresista, muestra incluso tendencias democráticas, y los sectores más conservadores sienten un recelo hacia ella un recelo progresivo que llevará a su extinción en 1844. Se convertirán en defensoras armadas, en el ámbito local, de la causa liberal . En Vinaròs el comandante de armas de la población remite un informe al capitán general del reino de Valencia donde se le comunica la formación de la Milicia Urbana de la villa con fecha 15 de enero de 1834.

Del listado inicial de 158 hombres, 10 fallecerán en los hechos posteriores de Alcanar . Su función consistió en la vigilancia y mantenimiento del orden y también colaboraran con las autoridades sanitarias ante la epidemia colérica de julio de este año. El ayuntamiento junto con el comandante de armas se organizará para la defensa de la villa en caso necesario.

EL FORTÍ VINARÒS INTERCULTURAL
https://es.slideshare.net/ElForti/fortidiciembre2023pdf

Comparteix

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies