Vinaròs News

Històries d'avui en dia

NEUS BORDES Sucedió una vez, y casi por casualidad, lo recordaba perfectamente. Una mañana, jugando en el parque, una pequeña flor llamo su atención,...

NEUS BORDES

Sucedió una vez, y casi por casualidad, lo recordaba perfectamente. Una mañana, jugando en el parque, una pequeña flor llamo su atención, parecía de algodón, frágil y delicada y de un blanco intenso. Su madre, le dijo que era un diente de león, la flor de los deseos. Le explicó, que debía coger aire, y soplar, soplar con todas sus fuerzas mientras pedía un deseo. Que solo se cumpliría si los estambres se desprendían de un solo soplido y, que no debía contarle a nadie jamás, el secreto que había pedido.

Recordaba con cariño como de niña, le resultaba muy difícil elegir uno solo de los numerosos deseos que se agolpaban en su mente, pero casi siempre ganaba el mismo, un traje de princesa. Después quedaba lo más importante, debía hacer un esfuerzo casi descomunal para llenar los pulmones hasta su máxima capacidad y vaciar todo ese aire muy concentrada en ese pequeño objetivo que sujetaba con firmeza entre sus dedos.

Desde ese día, y por muy adulta que fuera, cada vez que veía un diente de león no podía evitar recogerlo y soplar, soplar con la misma fuerza e ilusión que cuando era niña, para dejar volar sus sueños y por supuesto, guardar el secreto, para que este, se hiciera realidad.

Sus deseos, con el tiempo y la edad fueron cambiando. Pasando de lo material de las ilusiones infantiles, a otros mucho más ambiciosos e intangibles. Y pese a que sus anhelos infantiles de trajes de princesas, nunca llegaran a cumplirse, no perdió la ilusión por seguir soplando dientes de león para dejar volar sus sueños.

Y ahora, sus deseos de la madurez, estaba mucho más cerca de alcanzarlos. Pues, se había convertido en una de esas mujeres guerreras, que ya no quieren ser princesas. Una leona invencible, capaz de conseguir cualquier sueño que se propusiera, porque aparte de dejar volar sus sueños, también luchaba por ellos con sus garras y dientes de león. Porque tenía muy claro, que el éxito solo se alcanza cuando tus sueños, son más grandes que tus miedos.

Todas las mujeres somos muy diferentes entre nosotras, cada una con una gran historia detrás, pero todas, con un denominador común. Todas llevamos dentro la fuerza de una leona, todas somos mujeres con Súper Poderes, mujeres fuertes, independientes, luchadoras, invencibles y capaces de todo. Porque la valentía y el esfuerzo, son los verdaderos dientes de león que nos ayudaran a alcanzar nuestros sueños.

EL FORTÍ VINARÒS INTERCULTURAL

                        www.elforti15.blogspot.com.es

 

Comparteix
Avatar

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies