Vinaròs News

Històries d'avui en dia

Coronavirus: Vinaròs, relato del día 1 de la Fase 1 Coronavirus: Vinaròs, relato del día 1 de la Fase 1
EMILI FONOLLOSA Lunes 11 de mayor de 2020. A las 8 de la mañana aparenta ser un día más en Vinaròs desde que se... Coronavirus: Vinaròs, relato del día 1 de la Fase 1

EMILI FONOLLOSA

Lunes 11 de mayor de 2020. A las 8 de la mañana aparenta ser un día más en Vinaròs desde que se permite dar paseos o practicar deporte al aire libre, con los habituales paseantes madrugadores y los que corren por los improvisados circuitos conformados por los paseos Blasco Ibáñez, Colón y Fora Forat y las zonas turísticas, en especial la “ruta del bacalao”.

La novedad salta al adentrarnos en el centro urbano, algunos bares comienzan a sacar sus sillas y mesas a las terrazas. En la plaza de San Agustín, la cafetería-panadería Granier ya ha montado su reducida terraza permitida. Una pareja puede presumir de ser tal vez la primera en disfrutar de la Fase 1; son las 8,30 y por fin pueden desayunar el aire libre, “teníamos muchas ganas de tomar un café fuera de casa, lo notábamos a faltar” decía ella mientras que él confiaba en que “la gente sea responsable en esta Fase, pero veremos qué pasa”. A pocos metros, el Nou Albocàsser va distribuyendo sus mesas, con su debida separación y ya preparadas las mascarillas, guantes, el gel… “Tenemos una gran ilusión por la reapertura, es como si abriéramos el bar por primera vez” comenta Mónica con una gran sonrisa.

La llegada de la pandemia fue un duro golpe para aquellos negocios que había abierto recientemente. Así lo remarca Mayte Baila, gerente de la pastelería Cocoa, siguiendo nuestra ruta matutina, mientras comienza a abrir puertas. “Hicimos una gran inversión y nos ha tocado apretar las tuercas”. “Esperamos volver a la normalidad y poder seguir adelante con nuestro proyecto” añade antes de ponerse a preparar la terraza con solo 3 de las habituales 6 mesas que colocaba en la plaza de San Antonio. También pide paciencia a la clientela para que sepa comprender las medidas de seguridad que ha sido necesario adoptar.

En la calle del Socorro, a punto está de llegar el primer cliente de “Lo Capritxo” y es que al otro lado de la acera, en lugar de aparcamiento ya hay varias mesas dispuestas a acoger a la clientela. Laia, acaba de dejar su local impecablemente limpio para que la actividad reviva a primera hora. “Esperamos que todo vuelva poco a poco a moverse, teníamos 10 mesas ahora solo 4… hemos adoptado todas las medidas, todo sobreprotegido, hemos comprado unos esprais bacterianos para desinfectar mesas y sillas, entre servicio y servicio”.

Paola estuvo limpiando a fondo su cafetería-panadería Pandols durante varios días  y poco antes de las 9 de la mañana, ya tiene a dos de sus habituales clientas esperando en la puerta a que monte la terrazita, “ponemos tres mesitas, con dos sillas cada una, poco más cabe, pero hay que empezar a trabajar, tenemos muchas ganas”. Bocadillo, café con leche y zumo se piden Susi y Mari, sus madrugadoras clientas y a los pocos minutos disfrutan sentadas de un soleado lunes. “Teníamos ganas de estar aquí, nosotras no veníamos nunca tan pronto pero esta vez hemos querido ser las primeras”.

Otros bares y cafeterías permanecen en Vinaròs con sus sillas y mesas apiladas porque han preferido esperar a ver cómo evoluciona la situación antes de abrir al público. Nuestro recorrido matutino acaba en dos de loscomercios que también desde ayer han abierto sus puertas.

En Innovaflor se puede por fin atender encargos pendientes de celebraciones como la del Día de la Madre y suministrar las flores a aquellos que desde hace tiempo no han podido ir al cementerio a recordar a sus familiares fallecidos. “Los primeros clientes que han venido nos han dicho que el pueblo estaba triste, sin flores ni plantas por las calles” dice José, el responsable de esta floristería, enfundado en el equipamiento obligado en este tiempo de pandemia, mientras prepara un precioso ramo por encargo.

José Luis Aparicio, de Aparicio Estudi de Fotografía, tiene que pelearse con el sistema informático de su tienda. “tantos días trabajando por control remoto desde casa, he tenido que reconfigurar la red local, no sin problemas, nos tenemos que readaptar a los cambios tecnológicos…”. José Luis y su esposa Ana atienden a los primeros clientes con sumo agrado, “algunos han venido ya a comprar y otros han entrado solo por el placer de podernos saludar y desearnos suerte”. La tienda, cómo no, tiene sus correspondientes mascarillas, pantalla de protección, carteles de advertencia…

Los restaurantes vinarocenses en su mayor parte han preferido seguir cerrados, según nos destaca Dolors Castell, del restaurante La Isla: “solamente podíamos poner tres mesas en la terraza…y esto no rinde, como también opinan los otros locales con los que hemos comentado la situación”. Los hay eso sí que ofrecen servicio a domicilio ya desde antes de llegar a la fase 1; son en su mayor parte pizzerías, algunas de las cuales también acaban de reabrir para poner en marcha sus terrazas.

Fase 1 en el norte de la provincia con dudas sobre la reactivación del turismo

El alcalde de Vinaròs pide precaución ante la Fase 1 y anuncia reapertura de instalaciones

Comparteix
Avatar

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies