Vinaròs News

Històries d'avui en dia

Al habla con Roberto Gilabert, actor y productor en China, tra su regreso a casa (y II) Al habla con Roberto Gilabert, actor y productor en China, tra su regreso a casa (y II)
Les ofrecemos la segunda parte de la entrevista que mantuvimos con Roberto Gilabert, después de volver a Vinaròs, al abandonar China, donde continuaba paralizada... Al habla con Roberto Gilabert, actor y productor en China, tra su regreso a casa (y II)

Les ofrecemos la segunda parte de la entrevista que mantuvimos con Roberto Gilabert, después de volver a Vinaròs, al abandonar China, donde continuaba paralizada toda actividad, como la suya de actor y productor de TV y cine, por el coronavirus.

EMILI FONOLLOSA

¿China por tanto sigue “paralizada”?

“La mayoría de conexiones por avión con otro países están paradas o anuladas, están muy limitadas. Las importaciones y exportaciones han bajado tanto y esto afecta a todo el mundo porque gran cantidad de componentes de por ejemplo coches y teléfonos móviles proceden de China”.

¿Cómo vivías esta situación estando allí?

“Tomé todas las medidas de prevención desde el primer momento. El gobierno las tomó de forma muy rápida, no solo en las ciudades con más infectados. Enseguida en cada puerta de salida y entrada de las casas se colocaron controles de temperatura y se tomaban datos de cada residente. Cuando se extendió el coronavirus, se cerró todo: cafeterías, cines, centros comerciales para evitar aglomeraciones de gente, sistemas de transporte público (metros, trenes, autobuses, taxis…). Yo salía de casa solo un par de veces por semana, para hacer la compra, donde yo vivo no había infectados (estoy a 4 horas y media de vuelo de Wuhan). Allí todo sigue igual ahora, en las zonas más infectadas nadie puede salir de casa. Sin embargo, los números de infectados ya bajan, cuando en una provincia hayan pasado 14 días sin un incremento de afectados, dejarán otros 14 para comenzar a recuperar la normalidad”.

Desde el exterior, se ha criticado cómo ha actuado el gobierno chino…

“El pueblo chino está muy unido y muy fuerte, apoya las decisiones del gobierno y ayuda, aunque entre más de 1.300 millones de personas, alguno habrá que hará ruido. Me impresionó ver cómo la población ha ayudado comprando y enviando mascarillas. Cuando el gobierno pidió que la gente no se fuera de viaje de placer, antes de avisar que reembolsarían todo el dinero de las vacaciones ya reservadas, los ciudadanos anularon masivamente esos planes de salir fuera. China está pagando el salario a los que no salen de casa, esto no sé si aquí se haría…

Dudo que pueda haber cualquier otro país con capacidad de costear las pérdidas ocasionadas y adoptar estas medidas de prevención. Si el brote hubiera sido en otro país del mundo, creo que todos estaríamos infectados; solo los chinos tienen la capacidad y la unión para evitar que se extienda el brote. Ha habido montones de doctores de toda China que se fueron hasta la zona más infectada y han estado trabajando 24 horas. En las noticias de España no interesa saber la verdadera imagen de cómo está luchando el pueblo chino.  Aquí en España no se han publicado fotos de enfermeros y enfermeras con llagas y erosiones de piel por llevar 24 horas seguidas las mascarillas. Tan solo paran entre 4 y 6 horas al día, para descansar, es algo heroico, pero esto a los medios españoles no les interesa, lo que interesa es crear temor”.

¿Has participado en numerosas acciones solidarias en China?

“Te voy a destacar que como guionista que soy también de juegos de mesa y de rol, a través de una gran plataforma por internet, hemos conseguido recaudar 180.000 euros. Hicimos un convenio por el que los juegos se han vendido a precios de coste, con una rebaja del 40-50 por ciento y las ganancias se han ido para actuaciones por el coronavirus”.

¿Se ha descartado que el virus haya surgido por consumir animales salvajes?

“Sí, ha quedado demostrado y esto debe servir para que la gente no crea que a los chinos les gustan comer estos animales. De hecho, al 90 por ciento de los chinos les da repelús comerlos, solo ocurre en una provincia concreta. Los chinos no comen perros, los aman, hay peluquerías, spas para ellos… los adoran”.

¿Ha vivido con preocupación tu situación tu familia cuando estabas allí?

“No porque tenían la información de primera mano, de mi parte, si tienes la información real, no la filtrada por los medios, la gente está más tranquila, el pánico viene cuando es algo que no conoces”.

¿Te costó salir de China?

“Pasé por controles interminables.14 días antes hice unos tests en el hospital y otros dos días antes de ir ya al aeropuerto, donde había controles muy cansinos, con varias tomas de temperatura. En el mismo avión, había al entrar un dispensador de gel, al sentarse, el primer servicio pasa con toallitas desinfectantes para tus manos, la pantalla, los reposabrazos… Después de cada viaje, fumigan los aviones… De China viajé a Malasia donde tenía un rodaje pendiente, allí también hice cuarentena voluntaria y de allí a Barcelona y a Vinaròs”.

Roberto Gilabert: “Si el coronavirus hubiera brotado fuera de China, estaríamos todo el mundo infectado”

Roberto Gilabert: “stop a los bulos y prejuicios por el coronavirus”

 

Comparteix
Avatar

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies