Vinaròs News

Històries d'avui en dia

Un español en Alemania: Los  españoles emigran Un español en Alemania: Los  españoles emigran
JOSÉ MATEOS MARISCAL La crisis empuja a miles de ciudadanos a salir al extranjero. Los altibajos económicos han modificado la población a lo largo... Un español en Alemania: Los  españoles emigran

JOSÉ MATEOS MARISCAL

La crisis empuja a miles de ciudadanos a salir al extranjero. Los altibajos económicos han modificado la población a lo largo de los últimos 100 años. A mitad de pasado siglo, millones de personas buscaron una vida nueva en otros países. En la pasada década la burbuja inmobiliaria convirtió a España en la meca de las oportunidades. Ahora, el drama del paro obliga a otra diáspora.

Los Gastarbeiter españoles vuelven a buscarse la vida en Alemania. Con esa palabra se definía en los años 50 y 60 a los cientos de miles de “trabajadores invitados” que, procedentes de todos los rincones de Europa, llegaban a Alemania atraídos por el boom de reindustrialización que vivía el país.

Muchos de ellos eran españoles que escapaban de la grisura del franquismo y de las estrecheces que aún coleaban tras la guerra civil. El petate, el tren y el barco volvían a ser el símbolo de un éxodo que España ya había vivido en décadas anteriores. Medio siglo después, bajo el yugo de una crisis que diluye horizontes prósperos, los españoles vuelven a marcharse. A Alemania o adonde sea.

Españoles emigran a buscarse la vida

Nieves Herrero Peirera; Nacio en 1.947 en Béjar Salamanca ( España ) emigro en 1.951, a los 4 años emigró con su familia, Los Gastarbeiter españoles emigran a buscarse la vida en Alemania. Con esa palabra se definía en los años 50 y 60 a los cientos de miles de “trabajadores invitados” y dejó atrás su pueblo Béjar en Salamanca ( España) afincarse en Remscheid ( Alemania). Durante tres años vivió con sus padres y sus tres hermanos en una habitación de 4 x 4 que recuerda con mucho cariño. Muchos tiempo después pudo regresar a España para reencontrarse con su pasado y con el encierro que impuso la pandemia se sentó a escribir sobre sus vivencias para “ Un Español en Alemania . Nieves Herrero recupera la historia de su familia que es igual a la de todos los inmigrantes.

“Lo que yo recuerdo es que salimos del pueblo de Béjar en Salamanca. Con mucho llanto ya que quedaban mis abuelos y tíos pero con mucha ilusión, en un camión cargado con los baúles hasta la ciudad de Madrid donde tomaríamos el tren que nos llevaría a Colonia ( Alemania) , donde nos esperaba el traductor de la fábrica de telas que contrato a mis padres, “, el cual nos llevó en coche a Remscheid. Mamá siempre me contaba que yo desde que salimos del pueblo, me dormí en sus brazos hasta llegar a Francia , dormía y sollozaba llamando a mi tía, su hermana a la cual no quería dejar”. Cualquiera que hay tenido que irse de su tierra natal, por decisión o por obligación, entenderá el párrafo anterior, porque como bien señala Nieves Herrero la historia que ha tenido que vivir como inmigrante en Alemania es lo que vivieron todos los inmigrantes y contando su historia recupera la memoria de los demás Migrantes.

Nieves Herrero tiene 74 años y recuerda con una nitidez increíble la salida de su pueblo en Salamanca ( España ), los cinco días viajando en tren que pasó junto con su mamá y sus hermanos en el que finalmente los dejaría en Remscheid  Alemania donde ya los esperaba su padre, los primeros días viviendo en Remscheid Alemania y la vida de familia y amigos que la acompañan. Recordar se fue haciendo un ejercicio cuando comenzó a escribir su historia y después fue un aluvión de escenas que pudo ir plasmando en el serial “Un Español en Alemania”.

Por eso lo que viene no lineal, sino que tendrá el flujo de la memoria. Es ella la que nos marcará el camino que debemos seguir. A veces será Alemania, tierra natal; otras será la migración, su lugar en el mundo.

Se busca español Ingeniero  para Alemania

Desde 2008, cuando la crisis empezó a arrasar el paraíso de ladrillo hasta entonces erigido, se han ido de España más de dos millones de personas.

Francisco Martín Molina de 29 años, natural e Madrid  aunque casi toda su vida ha residido en Leon ( España). Estudió Arquitectura y, años antes de trabajar en Madrid en un estudio, había aprendido inglés mientras servía mesas en un restaurante de Marbella. “Desgraciadamente salí de la universidad con la crisis a las puertas”, relata a ” Un español en Alemania “. Ante la sequía laboral presentada ante sus ojos, barajó marcharse a Alemania, pero el factor del idioma me preocupaba mucho esa, barrera, el pasado febrero, en compañía de otro sevillano compañero de profesión: “Me vine muy a la aventura a Alemania final mente. Tampoco tuve muchas señales positivas antes de venir… pero me arriesgué y salió bien”.

Allí trabaja en una empresa dedicada al diseño de viviendas unifamilares, y explica que en Alemania los sueldos son más altos que en España y la jornada laboral, más larga. Pero la diferencia más determinante es clara: “Aquí hay mercado, en España no”. Afirma que “muchísimos” españoles se están yendo al país Germano , y respecto a su sector se muestra contundente: “No es que conozca jóvenes que se hayan marchado, es que no me quedan muchos amigos arquitectos en España, prácticamente el 80% de mis amigos de la universidad están repartidos por el mundo”.

Las estadísticas apuntan que el perfil de nuevo emigrante es de lo más variado, aunque predominan aquellos con edad próxima a la treintena y con estudios superiores, como el propio Francisco. Algo muy alejado del prototipo de ciudadano humilde, por lo general curtido en la dura realidad agraria, que protagonizó las estampas del éxodo en la mitad del siglo XX.

Ahora son arquitectos, ingenieros, médicos, periodistas, abogados o simplemente
personas con ánimo emprendedor que ven España como un territorio imposible para la apertura de un negocio. Pero nadie es inmune al vendaval.

Países de bienvenida

Entre los destinos ahora más recurridos destacan Reino Unido, Francia, EEUU, Alemania o Ecuador, entre otros. En algunos casos los letreros de bienvenida están a la vista, como en el caso alemán. Otros, sin embargo, tienen miedo a la avalancha foránea: el Gobierno británico está analizando actuar “contra el abuso de movimiento de personas en Europa”.

Las migraciones son un proceso inherente al ser humano. Migramos para estudiar, para trabajar, por amor, para formar una familia, para buscar una vida mejor, por curiosidad o por otras mil razones y emociones. Lo hicieron las generaciones que nos preceden y lo harán las generaciones venideras.

Comparteix

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies