Vinaròs News

Històries d'avui en dia

Lluís Gandía, PP Vinaròs El 26 de mayo el Partido Popular puso en conocimiento de los vinarocenses la nula gestión del tripartito en el...

Lluís Gandía, PP Vinaròs

El 26 de mayo el Partido Popular puso en conocimiento de los vinarocenses la nula gestión del tripartito en el contrato de la zona azul y aparcamientos soterrados. La empresa lleva incumpliendo el contrato desde el inicio, en febrero de 2018, sin ninguna consecuencia porque el gobierno local mira hacia otro lado.

Como siempre que existen problemas Guillem Alsina y Anna Fibla se esconden, callan, esperan que pase el tiempo y los vinarocenses se olviden. Lo que no saben nuestros gobernantes municipales es que el Partido Popular no se olvida de la empresa que ha llegado a adeudar más de 300.000 euros a las arcas municipales.

Siete informes del jefe de la policía local poniendo en conocimiento del Alcalde los incumplimientos e impagos. Siete informes desatendidos y abandonados en un cajón por miedo a exigir a una empresa aquello que firmó. Vinaròs merece un Alcalde valiente y que defienda, por encima de todo, los intereses de los vinarocenses.

En 2020 centenares de autónomos y comercios no recibieron ninguna ayuda municipal. Estuvieron abandonados por un gobierno al que le sobraron 2,4 millones de euros y fue incapaz de tener ni siquiera un gesto con los que peor lo estaban pasando. Pero mientras tanto a otra empresa, grande, se le permitió todo. La izquierda venía a rescatar personas y las abandonó antes de comenzar.

Queremos saber los motivos por los que no se le abrió expediente sancionador a la empresa pese a los incumplimientos del contrato. Queremos saber quién decidió no expedientar a la empresa pese a que no cumplió nunca los pagos establecidos en el contrato. Queremos respuestas y no el silencio de Alsina y Fibla. Los políticos que se precian deben dar respuestas a los vinarocenses y no únicamente a los periodistas dispuestos a convertirse en altavoces de un gobierno que solo responde a preguntas precocinadas y pactadas.

Con la zona azul el gobierno de Alsina y Fibla tiene un problema. El expediente es una calamidad, un despropósito, un cúmulo de falta de gestión e interés que está costando mucho dinero al bolsillo de los vinarocenses. Seguiremos atentos a la evolución de dicho expediente. Frente a un gobierno agotado, una oposición responsable y que mira por Vinaròs.

 

Comparteix

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies