Vinaròs News

Històries d'avui en dia

La trufa silvestre se acaba, según los expertos La trufa silvestre se acaba, según los expertos
JAVIER ORTÍ La temporada de la trufa 2020 acaba y con la llegada de la primavera termina el ciclo de la tuber melanosporum. Los... La trufa silvestre se acaba, según los expertos

JAVIER ORTÍ

La temporada de la trufa 2020 acaba y con la llegada de la primavera termina el ciclo de la tuber melanosporum. Los restaurantes hacen una «excelente» valoración por cómo se ha desarrollado la campaña. Destacan el interés de los comensales por degustar las propuestas gastronómicas preparadas en diversas localidades del interior provincial.

Sin embargo, tanto desde el ámbito de la restauración, como en el de los recolectores de trufa silvestre, coinciden en que la trufa silvestre se acaba y la alternativa pasa por la variedad de las plantaciones. Las altas temperaturas, la escasez de precipitación durante los meses apropiados para el ciclo natural del hongo, la superpoblación de jabalís y la sobreexplotación de las truferas son los principales factores que propician su «inminente desaparición».

Experimentados buscadores coinciden al señalar los motivos que están provocando esta crisis. Es el caso del ganadero Noel Pascual, vecino de Morella y veterano en estas lides. «Desde la década de 1970, cuando yo empecé, y hasta hoy he visto como ha ido a menos el producto. La última temporada ha sido una auténtica catástrofe, nunca había visto un año tan malo». En una línea muy similar se expresa el joven aficionado Javier Segura, categórico sobre el futuro: «A la trufa silvestre le quedan dos telediarios. A partir de ahora tendrá que ser toda de plantación. En el monte no sale y la poca que se produce es cada vez más pequeña y de peor calidad». Otro recolector del norte de la provincia coincide en los pronósticos: «Estos meses han sido una calamidad, no es que hay poca, es que en la montaña no hay».

FACTORES DE LA CRISIS

Unos y otros comparten visión a la hora de señalar los motivos por los que la producción ha ido claramente a menos. «El tiempo cada vez es más cálido y seco. No podemos comparar las condiciones climáticas actuales con las que teníamos hace 30 años», señala Pascual. Además, existen otros condicionantes, como la superpoblación de jabalíes y la presencia, cada vez más habitual, de tejones, que también influyen a la hora de mermar su producción: «Cada vez hay más animales salvajes que escarban para sacar los hongos y acaban por destrozar toda la trufera. Por donde pasan estos, no vuelven a salir en mucho tiempo», asegura Segura. Pero los buscadores también hacen autocrítica. El interés por el diamante negro ha hecho que la explotación de la variedad natural haya ido al alza. «A principios del siglo XX, según nos explican los mayores, los cerdos en invierno se comían las trufas. Nadie las valoraba. Sin embargo, desde que comenzó a ser apreciada se ha exprimido más», dice Pascual.

Comparteix
Avatar

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies