Vinaròs News

Històries d'avui en dia

PP. Lluís Gandía Nadie pone en duda que la gestión del gobierno del Botànic ha llevado al Hospital Comarcal de Vinaròs a su mayor...

PP. Lluís Gandía

Nadie pone en duda que la gestión del gobierno del Botànic ha llevado al Hospital Comarcal de Vinaròs a su mayor crisis de gestión desde su inauguración. Es cierto que siempre han existido problemas, pero nunca tan graves ni tan frecuentes como ahora. La sanidad ha desnudado la verdadera gestión de la izquierda local y autonómica.

Tanto el PSPV-PSOE, como Compromís y Podemos demostraron en su día moverse bien detrás de las pancartas, con los silbatos y los mensajes facilones, con promesas múltiples a diestro y siniestro. Pero una cosa es predicar y otra muy diferente dar trigo.

El resultado tras más de siete años de gobierno del Botànic es una falta de especialistas como nunca se ha padecido en el Hospital de Vinaròs, unas listas de espera crecientes tanto quirúrgicas, como para consultas o pruebas diagnósticas. Un auténtico caos provocado por aquellos que han preferido gobernar desde la ideología y no desde el interés general.

La crisis sanitaria también ha dejado al descubierto a la izquierda local que, comenzando por el Alcalde Alsina, ha sido y es incapaz de levantar la voz ante la Generalitat para exigir aquello que nos corresponde. Ni más ni menos.

Alsina y los socialistas callados y sumisos ante la Generalitat, incluso publicando notas de prensa animando a la Conselleria a seguir destrozando nuestro Hospital con sus políticas erráticas. Los de Podemos rozando el ridículo, queriendo organizar plataformas ciudadanas, para no ser ellos los que molesten a sus superiores. Compromís desaparecido, no hace falta hablar más.

Ahora, como se acercan elecciones y hay que bajar las listas de espera como sea y al precio que sea, el gobierno autonómico de izquierdas envía a los pacientes a hospitales privados, justo aquello que decían que nunca harían porque según ellos la sanidad debe ser “pública”. Menuda hipocresía.

Por todo ello es necesario un cambio en la Generalitat Valenciana y en el Ayuntamiento de Vinaròs. Porque hace falta un gobierno autonómico que tome medidas desde el primer día y un Alcalde que levante la voz sin pensar en el color de quien preside el Palau de la Generalitat. Ximo Puig y Guillem Alsina se han demostrado incapaces. Es el momento de Carlos Mazón y Juan Amat.

Comparteix

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies