Vinaròs News

Històries d'avui en dia

BARTOMEU ROIG No todos los sectores productivos pueden acogerse a él con la misma facilidad, pero el teletrabajo ya ha dejado de ser un...

BARTOMEU ROIG

No todos los sectores productivos pueden acogerse a él con la misma facilidad, pero el teletrabajo ya ha dejado de ser un concepto propio de la ciencia ficción para formar parte del día a día de muchos habitantes de Castellón. Una evolución tecnológica que en esta ocasión no vino por el convencimiento de empresarios y empleados, sino por la necesidad derivada del coronavirus.

Hay varias cifras que dan a entender el auge de la modalidad en la provincia. La compañía Telefónica destaca el notable incremento de las instalaciones de líneas de fibra óptica en Castellón y, especialmente, en puntos que tienen una gran cantidad de segundas residencias. Los datos más recientes, de febrero a octubre del 2020, «muestran un crecimiento del 20% en el conjunto de la provincia», detallan desde la operadora. Una evolución que se «dispara en Orpesa, con un aumento del 156%, o Benicàssim, con un 49%».

Desde la empresa inciden en que el crecimiento de las nuevas altas «se ha visto acelerado como consecuencia del teletrabajo», ya que gente dedicada a determinadas profesiones puede desarrollar su labor «en lugares con menos aglomeración y mejor calidad de vida». Los principales repuntes se dieron desde junio, con el desconfinamiento y el fin de las restricciones a la movilidad. La petición de más líneas también se da, pero en menor medida, en Castelló, con una subida del 10%. En Vinaròs, que combina su actividad productiva con la presencia de segundas residencias, la expansión de esta solución de conectividad llega a ser del 39%.

Un detalle en el que inciden desde Telefónica es el referido a la expansión en localidades de menor población. Son muchas las que todavía no tienen acceso a la red de fibra, pero la combinación de los cambios en la forma de trabajar con la llegada de esta modalidad ha tenido un efecto inmediato. «Algunas más pequeñas tienen a día de hoy más del doble de líneas de fibra que en febrero, como Traiguera y la Pobla Tornesa», comentan. También hay incidencia significativa en Torreblanca o l’Alcora. Las últimas incorporaciones a la fibra fueron Cirat, Espadilla, Toga y la Serratella. La empresa de telecomunicaciones contempla que en el 2025 ya haya conectividad de este tipo en todos los municipios de la provincia. Tal y como señaló el director de Administraciones Públicas y Servicios Digitales de Telefónica en la Comunitat, Bruno Vilarasau, «estamos convencidos de que este despliegue es imprescindible en un momento en el que la digitalización ha dejado de ser una opción y se ha convertido en obligación».

Las semanas de la primera fase del estado de alarma supusieron que toda la función pública y el trabajo de carácter administrativo adoptaran el teletrabajo. Tras el fin de las restricciones más duras y la época veraniega son muchas las empresas que han optado por el regreso a la actividad presencial. Pero la tercera ola volvió a suponer cambios, como en la Administración autonómica. De un máximo del 30% en modalidad a distancia, en enero se decidió ampliar este cupo hasta la mitad del funcionariado.

Comparteix
Avatar

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies