Vinaròs News

Històries d'avui en dia

Así pasan la crisis del coronavirus gentes de nuestras tierras residentes en el extranjero (II) Así pasan la crisis del coronavirus gentes de nuestras tierras residentes en el extranjero (II)
EMILI FONOLLOSA Nos hemos puesto en contacto con algunos de los habituales seguidores del Vinaròs News de nuestras comarcas, pero residentes en el extranjero... Así pasan la crisis del coronavirus gentes de nuestras tierras residentes en el extranjero (II)

EMILI FONOLLOSA

Nos hemos puesto en contacto con algunos de los habituales seguidores del Vinaròs News de nuestras comarcas, pero residentes en el extranjero para que nos cuenten cómo viven esta situación desde sus respectos países de acogida. En este segundo capítulo recogemos los testimonios de un vinarocense y un benicarlando.

Miguel Ordóñez, de Vinaròs, vive en Londres.-

Southall es un barrio del distrito de Ealing, en el oeste de Londres, donde resido desde el 2009. Yo voy en bicicleta al aeropuerto de Heathrow, donde trabajo, y Marina, mi hija de 12 años, camina menos de 10′ para ir al instituto. A 10′ de la estación de tren (menos de 20′ hasta el centro de Londres), a 50 m de nuestro médico de cabecera y farmacias y tiendas varias a menos de 200 m, nuestro lugar de residencia es muy conveniente. Varios templos religiosos ( hindús, gurdwaras Sikhs, iglesias -protestante y católica-, mezquita musulmana…), y multitud de nacionalidades, con mayoría del subcontinente indio y este de África le dan un ambiente muy cosmopolita…

Cola en un supermercado (unos 300-400 m, 45′ a 1 hora de espera).

Marina vino enferma del instituto el 18 de marzo-2 días antes de que los centros educativos del país cerraran, mucho más tarde que en otros países de Europa-. Desde entonces, María Jesús, mi esposa, ha tenido todos los síntomas del covid-19, y Marina varios de ellos. Yo, el más agraciado casi asintomáticamente…

Desde que el gobierno decretara el estado de emergencia, hemos disfrutado de un gran privilegio respecto a otros países. Aparte de salir para comprar, ir a farmacias o al trabajo si éste es considerado esencial y no posible desde casa, también podemos salir una hora al día para ejercitarnos. Se imponen 2 metros de distancia interpersonal en todo lugar y caso, excepto cuando se sale a la calle con personas del entorno casero. Por cierto, el tiempo ha sido fantástico desde mediados de marzo, con prácticamente un mes viendo el sol, de un buen rato a varias horas, todos los días, lo que ha ayudado sin duda muchísimo…

También ha ayudado la oferta del gobierno de pagar un 80% del sueldo (hasta 2.500 libras brutas al mes), a todo trabajador cuya empresa no pueda seguir operando por las circunstancias, al menos hasta mayo. Esa, y otras medidas han hecho que al menos de momento no haya pánico en general (si bien antes de declararse el estado excepcional en muchos supermercados se vieron multitud de estanterías vacías, y éstos ahora ofrecen prioridad en algún horario a personas mayores o trabajadores en la seguridad social, por ejemplo). Hablando de estos, la polémica mayor ha sido que en muchos casos se han visto obligados a trabajar sin medios de protección, y sin poder acceder a los análisis pertinentes del covid-19.

Anuncio local frente al templo hindu y el ayuntamiento, con autobus caracteristico.

Otro asunto polémico son las residencias privadas de personas mayores. Con muchos agentes trabajando en varias de ellas, es imposible saber el riesgo de infección, sin saber que agentes pueden estar infectados.

Parece en todo caso que el Reino Unido puede ir rezagado en resultados, tras haber seguido el gobierno un primer consejo, por parte de la comunidad científica asesoradora, de buscar una inmunidad de grupo a la vez que paralizar algunos aspectos de la economía lentamente. Posteriormente, se entiende el concepto de inmunidad de grupo más como consecuencia que como objetivo en si.

Actualmente, y después de que Boris Johnson, primer ministro, estuviera en cuidados intensivos por el covid-19, la incertidumbre es mayúscula. Nadie sabe cuándo, ni como, ni si de hecho volveremos a la normalidad anterior.

Durante mucho tiempo el brexit parecía ser casi el único motivo de conversación, y muchas personas deseaban que dejara de serlo. La frase local “careful what you wish for” toma relevancia cuando el tema tradicional de charla siempre ha sido el pronóstico del tiempo.

Marcos Sola, de Benicarló, vive en Munich (Alemania).- Aquí en Múnich yo ya me lo tenía porque los niños tienen vacaciones en carnavales y  no hay mucha tradición así que la gente aprovecha para irse a esquiar a los Alpes que están aquí cerca. Y de ahí nos trajeron un montón de contagios. Unos vecinos estuvieron en el ya famoso Ischgl de donde se exporto a media Europa y lo han superado, pero sufriendo.

Paseando por Múnich

Mi empresa me mandó a trabajar desde casa incluso antes de que cerraran los colegios, esto último al pequeño de la casa (11 años) le parece genial. A la mayor no le divierte tanto porque no sabe qué pasara con la selectividad alemana y teme no estar bien preparada por falta de clases, ni con sus planes de viajar por Europa un mes y después irse de Au pair a España. A ella se le han desbaratado los planes por completo.

Los niños tienen clase, pero de momento cada profesor se busca la vida con más o menos habilidad, unos por email, otros usan zoom y otros con portales de enseñanza, menos mal que tenemos bastantes portátiles en casa y conocimientos de Informática no faltan, sino no daríamos abasto. Aquí nos dejan salir a la calle en familia, a pasear o hacer deporte, pero sin quedar con nadie. Aun así en la ciudad cuando hace buen tiempo la orilla del rio y los parques se llenan, así que yo procuro salir a dar una vuelta en bicicleta temprano antes de ponerme trabajar.

La gente en general respeta las distancias, es curioso ver como los niños de los vecinos salen al Jardín común por turnos sin que nadie lo organice oficialmente. En general lo llevamos bien, lo único que nos preocupa es que puedan abrir las escuelas de lo que ya se habla y por ahí nos llegue un contagio, algo que nos podemos permitir menos que otras familias. Esperemos que el gobierno bávaro que hasta ahora ha sido muy precavido, continúe así.

Así pasan la crisis del coronavirus gentes de nuestras tierras residentes en el extranjero (I)

Comparteix
Avatar

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies