Vinaròs News

Històries d'avui en dia

Agua en cubas para las masías Agua en cubas para las masías
 JAVIER ORTÍ Morella atraviesa una grave sequía. La llegada de septiembre, con ausencia de precipitaciones, está recrudeciendo esta situación. Como consecuencia, desde hace semanas,... Agua en cubas para las masías

 JAVIER ORTÍ

Morella atraviesa una grave sequía. La llegada de septiembre, con ausencia de precipitaciones, está recrudeciendo esta situación. Como consecuencia, desde hace semanas, en algunos casos desde hace ya meses, más de un centenar de masías se ven obligadas a abastecerse con cubas para abrevar a sus ganados.

La falta de lluvias ha mermado los recursos naturales en todos los sentidos. Los manantiales, que normalmente suministran agua a las explotaciones, están muy desprovistos de reservas. Paralelamente, no crece la hierba en el monte, por lo que escasea el alimento natural para los animales, así que muchas fincas llevan bastante tiempo dando de comer al ganado con pienso. Joan Boix, ganadero de la masía de Torremiró, apunta que «la situación es complicada, la falta de agua es una preocupación que tiene consecuencias muy negativas para el sector.

A estas alturas del año, los animales deberían comer hierba natural, pero ahora los tenemos que alimentar con pienso, lo cual supone un enorme coste añadido», detalla. Ante esta coyuntura, algunas explotaciones cuentan con cubas y con ellas mismas realizan los trasvases. Otras no tienen más remedio que recurrir a buscar empresas externas para hacerlos.

Desde El Noto, Ovidio Buig, dueño de esta propiedad, señala que tienen que contratar el servicio de un camión para que les lleve agua, «pues la explotación consume alrededor de 3.000 litros diarios». «Con la cuba no damos abasto. Los animales tienen que beber, así que no tenemos otra alternativa más que pagar», concreta. La problemática es generalizada en Els Ports y afecta, sobre todo, a los ganaderos que cuentan con explotaciones intensivas.

Las granjas que dedican su proceso al engorde del ganado necesitan más agua que el ganado extensivo, «tienen un consumo mayor tanto de agua como de pienso». «El precio del producto final que recibimos es el mismo que en una situación normal, pero los costes de producción son mucho mayores», añade Buig. Los registros pluviométricos no engañan. Morella lleva 364,6 litros acumulados en el 2017, una precipitación inferior a la media. En agosto solo se sumaron 28,2, mermando las reservas hídricas en las balsas y puntos de agua.

Comparteix

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies