Vinaròs News

Històries d'avui en dia

José María Meseguer (Vallibona): Enterarse de la actualidad sin necesidades de las redes sociales José María Meseguer (Vallibona): Enterarse de la actualidad sin necesidades de las redes sociales
EMILI FONOLLOSA No hace nada tener buena cobertura de internet que permita acceder a redes sociales, aplicaciones móviles promovidas desde el ayuntamiento u organismos... José María Meseguer (Vallibona): Enterarse de la actualidad sin necesidades de las redes sociales

EMILI FONOLLOSA

No hace nada tener buena cobertura de internet que permita acceder a redes sociales, aplicaciones móviles promovidas desde el ayuntamiento u organismos públicos si uno quiere saber el día a día de lo que pasa en la recóndita población de Els Ports, Vallibona, a orilla del Cervol. Allí sigue vigente la figura del pregonero, que provisto con un clásico trompetín, gorra y blusa, pasea por las calles anunciando cada novedad.  

José María Meseguer Ulldemolins, de 75 años, conocido con el sobrenombre de “Barranc”, lleva cerca de 25 años pregonando por las empinadas calles vallibonenses. El sonido de los bandos desde la megafonía del Ayuntamiento rebotaba en las montañas que rodean el municipio generando un eco que no permitía oírlos con claridad. Así el que era alcalde hace dos décadas y media  Wenceslao Fonollosa, le dio una blusa, un vecino le facilitó la trompeta y él se buscó una gorra y comenzó a pregonar. “Y desde entonces sigo en auge” dice recordando que empezó cobrando “diez duros” por cada pregón (50 pesetas) y ahora “su tarifa” es de 5 euros. Las nuevas tecnologías no han podido con él y es que en Vallibona no se pueden disfrutar plenamente, dada su complicada orografía que impide buena cobertura telefónica y de internet. Además,  “eso del facebook yo no lo entiendo, no tengo móvil, ¿para qué lo quiero, para tener más gastos?, yo en casa tengo dos inalámbricos y un fijo, con esto me sobra” dice José María.

Se ve incapaz de calcular cuántos pregones habrá dicho y es que no los tiene guardados porque no los escribe. “Los grabo en mi cabeza y según en qué calle o plaza, los voy cambiando algo, ahora bien, hay muchos que siempre los acabo igual: “de tot un poc i avant”. Los que son encargados por el Ayuntamiento tiene dos toques iniciales de trompeta y empiezan siempre así: “per ordre del señor alcalde, es fa saber…” Cuando llega a Vallibona un vendedor ocasional, en seguida acude a él para que anuncie su presencia. Estos pregones “comerciales” y el resto tienen un solo toque inicial y otro final. “Cuando la gente oye la trompeta, sale en seguida al balcón a enterarse de las novedades”.

No hay vecino ni visitante que no conozca a José María; es toda una institución en este municipio que en invierno tiene medio centenar escaso de habitantes pero en agosto llega al millar. Emplea una media hora en recorrer pregonando toda la población, hace una larga quincena de paradas. En invierno, tiene “poco trabajo” por la poca actividad que registra el pueblo; en verano está muy activo, ayuntamiento, comerciantes, asociaciones, comisión de fiestas…confían en él para difundir sus iniciativas.

La figura del pregonero tiene tanta relevancia en Vallibona que José María fue nombrado años atrás “Esquiroler”, distinción anual que otorga la asociación cultural “Amics de Vallibona” y la entrada del ayuntamiento está presidida por un muñeco dedicado a él, perteneciente al museo de oficios antiguos.

Aunque no le faltan ganas de continuar, reconoce que “me hago viejo y mi ilusión es que cuando yo lo deje, alguien me releve, pero debe ser alguien “del terreno”, que conozca bien estas tierras”.

Comparteix

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies