Vinaròs News

Històries d'avui en dia

El Ayuntamiento de Vinaròs solucionará el abandono que sufre El Limbo El Ayuntamiento de Vinaròs solucionará el abandono que sufre El Limbo
X.F.-E.F. El Ayuntamiento de Vinaròs está dispuesto a actuar en la estructura de diseño del Limbo y su entorno, en el paseo Fora Forat... El Ayuntamiento de Vinaròs solucionará el abandono que sufre El Limbo

X.F.-E.F.

El Ayuntamiento de Vinaròs está dispuesto a actuar en la estructura de diseño del Limbo y su entorno, en el paseo Fora Forat que está en desuso y se ha deteriorado. La actuación se hará  en los próximos meses, como avanzó el concejal de Interés Turístico y Promoción de la Ciudad, Marc Albella, destacando que “no podemos permitir que una instalación como esta, que está a primera línea de mar y al lado de un bosque mediterráneo de pinos esté en el estado actual”.

Por de pronto, el consistorio realizará una actuación para adecentarlo a través de la concejalía de Obras y Servicios; se vaciará su interior y se dejará solo la estructura de hierro, reparando lo que sea necesario además de dotarla de la instalación eléctrica necesaria.

Según Albella, “queremos que sea en principio un espacio diáfano y que después el Ayuntamiento pueda plantearse con más tranquilidad el uso definitivo de este espacio, ya sea como espacio polivalente, cultural, gastronómico o cualquier otro uso”. Desde la concejalía de Interés Turístico “ya se están mirando las posibilidades que tiene el espacio para ofrecer cualquier tipo de actividad y decidirlo y hacerlo realidad durante esta legislatura”.

Albella recordó que que su espacio no es propiedad municipal, sino dominio de Costas, Aunque la estructura es de propiedad municipal, “lo cual derivará en situaciones burocráticas y legales complejas”.

HISTORIA DEL LIMBO

El ‘Limbo’ fue diseñado para una mercantil por el arquitecto Vicent Guallart en la época en que se reformó el paseo marítimo y el entorno y la concepción hacían presagiar que se convertiría en un local de referencia. Sin embargo, pocos años después, el local tuvo que ser cerrado y su estructura se ha ido deteriorando a lo largo de los años por falta de mantenimiento.

La historia del Limbo se inició en el año 2007, cuando el Ayuntamiento de Vinaròs convocó un concurso para la contratación de la concesión de uso privativo de dominio público mediante un módulo de servicios con destino a actividad de restauración en esta zona de Fora Forat, frente a la playa. A ello optaron tres empresas y, en abril de 2007, se le adjudicó por puntuación a una de ellas, por un cánon de 1.500 euros mensuales, una concesión que fue definitivamente aprobada en el pleno del mes de mayo de ese mismo año. El 30 de octubre de 2007 se suscribió el documento de formalización entre el Ayuntamiento y la empresa adjudicataria.

A Guallart Architects, autor de la remodelación del paseo marítimo, se le encargó su diseño, y  realizó  un sistema arbóreo hexagonal con una estructura desmontable de acero galvanizado, con grandes superficies acristaladas. Sin embargo, a partir del año 2009, la mercantil acumuló la deuda del cánon de concesión, y con fecha 24 de octubre de 2013, el pleno del Ayuntamiento de Vinaròs acordó incoar expediente para declarar la extinción de la concesión de uso privativo de dominio público por este “reiterado impago”.

El Servicio Provincial de Gestión, Inspección y Recaudación de la Diputación de Castellón decidió entonces la enajenación mediante subasta de los bienes muebles y  tasó la estructura del Limbo en un precio de 179.804,62 euros. Pero tanto la primera subasta, por un precio de 89.900 €, como la segunda, por un precio de 56.658 € quedaron desiertas, y, al no habérsela adjudicado el Ayuntamiento en pago de deudas, y habiendo entrado en concurso de acreedores la mercantil, la propiedad del módulo retornó a la empresa.

Más tarde se presentó un plan de liquidación, y el consistorio recibió un aviso del administrador concursal tras haber presentado una empresa una oferta de 3000€ por la instalación y haber aun la posibilidad de presentarse a una subasta. El Ayuntamiento realizó una oferta, pero no ganó finalmente la subasta. Sin embargo, la empresa que se lo adjudicó no hizo efectiva la fianza y es por ello que el Limbo pasaba a ser de propiedad municipal.

Fue en 2015 cuando el Ayuntamiento de Vinaròs aprobó por unanimidad, en el pleno ordinario de octubre, adquirirlo por un importe de 4.235€, en principio con la intención de que su uso fuera destinado a Biblioplaya u oficina de turismo.

Desde entonces se han realizado algunas adecuaciones del espacio, e incluso los ciudadanos aportaron ideas para su posible uso durante la campaña de participación pública en 2016. Una de las ideas que más éxito tuvo fue la relacionada con su uso hostelero, como bar o restaurante de diferentes estilos, aprovechando su ubicación en primera línea de mar. Esta, que era precisamente la función del Limbo hasta que fue cerrado.

Comparteix
Avatar

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies