Vinaròs News

Històries d'avui en dia

La escasa producción por la falta de lluvias disparará la trufa a los 1.000 euros el kilo La escasa producción por la falta de lluvias disparará la trufa a los 1.000 euros el kilo
JAVIER ORTÍ La temporada de trufa de invierno en Els Ports ha comenzado marcada por la acuciante sequía que se ha sucedido durante la... La escasa producción por la falta de lluvias disparará la trufa a los 1.000 euros el kilo

JAVIER ORTÍ

La temporada de trufa de invierno en Els Ports ha comenzado marcada por la acuciante sequía que se ha sucedido durante la mayor parte del año en toda la provincia, lo que motivará que esta delicatessen gastronómica alcance seguro los 1.000 euros por kilo. El déficit hídrico será clave en este curso trufero que los expertos auguran muy malo por la escasa producción del preciado hongo. Y es que la tuber melanosporum vuelve a centrar estos días el interés de buscadores, hosteleros y amantes de la cocina basada en este producto tan característico, en un inicio de temporada en el que el mercado francés (donde se establecen los precios) ha comenzado a fijarlos al alza.

Según apunta el buscador de Portell Héctor Chillida, «en la segunda semana están a 240 euros el kilo, pero va a ascender mucho más». De hecho, el experto trufero Javier Segura apunta a que «con la poca producción que hay esta temporada, los precios finales volverán a los 1.000 euros. La sequía y la escasez cada vez mayor de la trufa silvestre los disparará». No hay que olvidar que este coste se multiplica cuando llega al consumidor final.

El ciclo natural de este hongo se determina a lo largo del año según las precipitaciones y la temperatura. La falta de lluvias en primavera y verano son la causa principal de que este curso se haya limitado su eclosión. Los expertos detallan que en zonas como Els Ports, donde la sequía ha sido muy importante, las previsiones de obtener trufa silvestre son nulas. Sin embargo, otras zonas de la provincia pueden tener más suerte por la entrada de tormentas. «En Vistabella están saliendo bastante mejor que en otros puntos como en Morella», apunta Javier Segura.

El mundo de la trufa no es ajeno a los avances tecnológicos y en los últimos años se ha vivido una profesionalización y tecnificación de primer orden. Las plantaciones de encinas truferas son la salvación cuando la variedad silvestre escasea. «Le quedan dos telediarios». Así de categórico se expresa Segura al comprobar temporada tras temporada como la salida en el monte es cada vez menor. Como precisa, dos factores son los que determinan de forma radical el problema. El primero es la falta de lluvia, y el segundo, y no menos importante, es la superpoblación de jabalíes existente actualmente. «Cada vez hay más, escarban para sacar los hongos y acaban por destrozar la trufera. Por donde pasan ellos no vuelven a salir en mucho tiempo». En este contexto, y por lo que respecta a la recolección, la pasión por la trufa sigue en boga. Son muchos los comensales que se interesan por las propuestas culinarias que ofrecen los restaurantes.

En Els Ports, las jornadas dedicadas al oro negro son todo un referente y los clientes reservan con semanas de antelación. Tanto es así, que el reputado chef del restaurante Daluan de Morella, Avelino Ramón, apunta que «aunque la temporada de trufa silvestre sea mala, ahora recurrimos a los proveedores de trufa de plantación, con lo que nos aseguramos tener producto de máxima calidad». Así las cosas, y a poco que el cambio climático siga dejándose sentir en estas latitudes, todo apunta a que los precios de este manjar tan apreciado se mantendrán en niveles que lo convertirán para muchos en un lujo.

Comparteix
Avatar

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies