Vinaròs News

Històries d'avui en dia

Radiografía a la Unidad Rural Mediambiental de Vinaròs Radiografía a la Unidad Rural Mediambiental de Vinaròs
EMILI FONOLLOSA La reducción de los vertidos incontrolados es una de las tareas a las que más esfuerzo debe dedicar la Unidad Rural Medioambiental... Radiografía a la Unidad Rural Mediambiental de Vinaròs

EMILI FONOLLOSA

La reducción de los vertidos incontrolados es una de las tareas a las que más esfuerzo debe dedicar la Unidad Rural Medioambiental del Ayuntamiento de Vinaròs, encabezada por un oficial de la policía local y que prevé ampliarse con más efectivos dada la gran extensión del término municipal.

   Aunque está la posibilidad de imponer sanciones, se persigue en especial concienciar a la ciudadanía de respetar las normas y lugares para depositar residuos animales y vegetales. “Hemos tenido muchos problemas de vertidos en barrancos, la caseta de animes muertos del antiguo vertedero, donde nos lanzan de todo y puntos de recogida de restos de poda“ decía el oficial de policía Javier Salom, responsable de la Unidad Rural junto con el edil de Agricultura. “El Ayuntamiento destina muchos recursos y muchos esfuerzos en tener limpio el término. por lo que es necesario concienciar a toda la ciudadanía que debe ser más respetuosa”. “En el ecoparque se admiten numerosos tipos de residuos y es más cómodo ir hasta allí que cuesta cinco minutos que no irse a 15 kilómetros y tirar cualquier cosa” decía Salom añadiendo que “debemos hacer una labor pedagógica, concienciando de que no queremos imponer sanciones”.

La gran cantidad de caminos rurales que cruzan el extenso término multiplican la necesidad de más recursos humanos y materiales que atiendan la señalización, el mantenimiento y su conservación. También los linderos requieren de atención porque en algunos casos no están bien definidos dónde acaban unas propiedades y comienzan otras, “hay caminos de titularidad municipal y se debe velar por el respeto e las anchuras”.

La unidad rural debe también dedicar mucha atención a la ermita, en labores de limpieza, vigilancia del estado del arbolado, controles de plagas como la procesionaria, el crecimiento de las carracas que se plantan cada año… Asimismo, se está pendiente de los asadores para que se usen solo en los momentos permitido; así, en verano están cerrados salvo el del propio ermitorio.

La unidad rural depende de la Concejalía de Agricultura y Medio Ambiente, a cuyo frente está el edil Jordi Moliner y trabaja en coordinación con la brigada de Servicios porque a ella se acude para tener acopio de recursos humanos y materiales. “Coordinamos muchos trabajos entre concejalía y brigada” destacaba Moliner remarcando que “hay gran cantidad de labores y variadas a realizar”.  “Se creó esta unidad y no una brigada para ampliar el campo de acción” añadía.

En los huertos urbanos promovidos por el Ayuntamiento, la visita de Salom y Moliner es constante. Hay en total 115 y en la nueva fase se han abierto 35 más y además se ha creado allí un vivero donde hay olivos que estaban en la partida Soterranyes, naranjos, moreras, etc.

Al ser el responsable de la unidad un oficial de policía puede elaborar informes, “para hacienda, Ayuntamiento, cualquier administración, particulares para dar fe o evidencia de cualquier reclamación, etc. es un valor añadido respecto a la persona que se ocupaba antes de estas labores”. Además, está la posibilidad de imponer sanciones.

AMPLIACIÓN DE LA UNIDAD

Hace casi tres años se creó esta unidad y ya entonces se apuntó la posibilidad de ampliarla. Está pendiente que se hagan oposiciones en el cuerpo de policía local y entre las nuevas incorporaciones o bien los ya actuales agentes, se generaría una plaza adscrita a la Concejalía de Agricultura y Medi0 Ambiente. Se aspira a que este nuevo agente sea alguien con perspectivas de permanecer durante un largo periodo en la plantilla de Vinaròs. Moliner confiaba en que este año se pueda cubrir esta segunda plaza rural y acabar la legislatura tener esta unidad rural completa y también una brigada verde.

Otras labores de la unidad rural son en el control de piscinas sobre todo para ver si están límpidas y evitar la presencia de mosquitos, los solares abandonados y la limpieza de los de propiedad municipal. Está previsto renovar la ordenanza de medio rural y ambiente que pueda ser más efectiva para las plagas., “como la de conejos, cuando una finca está abandonada, aquello es un vivero de conejos por lo que la ordenanza debe exigir a ese propietario que la tenga limpia” comentaba finalmente Salom.

Comparteix
Avatar

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies