Vinaròs News

Històries d'avui en dia

Las cabras hispánicas “asaltan” las poblaciones de la Tinença Las cabras hispánicas “asaltan” las poblaciones de la Tinença
EMILI FONOLLOSA Contemplar una cabra hispánica por los montes de la Tinença de Benifassà es un espectáculo que la naturaleza regala a los visitantes... Las cabras hispánicas “asaltan” las poblaciones de la Tinença

EMILI FONOLLOSA

Contemplar una cabra hispánica por los montes de la Tinença de Benifassà es un espectáculo que la naturaleza regala a los visitantes de estas agrestes tierras, pero no está ya resultando tan gratificante para los vecinos de la zona, porque en ya con frecuencia que algunos ejemplares entran incluso en los cascos urbanos de las poblaciones produciendo daños. 

 “Nos preocupa la situación porque se están apoderando del territorio, sin ningún miedo, sin ninguna vergüenza” apunta Salvador Oliver, un vecino vallibonense que las sufre con frecuencia en su propia vivienda. “Para las cabras, nuestra casa ya es como la suya, pasan muchas horas en nuestro huerto y la verdad es que nos causan daños, les gustan las flores, se comen los rosales que tenemos, pero sobre todo el daño nos lo causan en la cubierta de casa ya que acostumbran a subirse y rompen las tejas, llegan incluso a correr por encima de ellas”.  Como están calientes las tejas, por la noche incluso llegan a acostarse en las cubiertas, “si están tranquilas bien, pero si entre ellas se pelean, comienzan a correr, no dejan dormir, rompen tejas…”.

Algunos vecinos, en más de una ocasión, ha tenido que levantarse por la noche para espantarlas ya que no les dejaban dormir por el ruido que hacían con su trote por las calles y el choque de cornamentas.

“Han perdido el miedo, por la noche van por las calles, como podemos comprobar viendo los excrementos que dejan por ejemplo en el puente del barranco de la Gatellera, donde acostumbran a estar muchas veces por las noches” añadía Oliver.

A finales del pasado agosto, cuando Silvia Meseguer regresaba a su casa de Vallibona por la noche, se llevó un terrible susto cuando se encontró por la calle con un enorme macho. “Bajaba sola, en el silencio de la noche. Llegué frente a mi casa y de reojo vi una sombra, me giré y allí estaba una sombra con una cornamenta enorme.  El corazón me dio un salto, cabra y yo nos quedamos paradas un instante y le dije “tú dónde vas?” “Como un suspiro desapareció sin hacer ningún ruido no sé si se fue hacia la carretera o hacia el río, después miré pensando que no había hecho foto pero ya no la veía. Quizás si alguien hubiese estado paseando por la carretera, se la hubiera encontrado de frente” añadía.

El cambio de hábitos y comportamientos de las cabras hispánicas que existe en estos momentos en la Tinença de Benifassà explicaría, según decía un agente forestal, que sean frecuentes sus aproximaciones a los cascos urbanos de las localidades, buscando alimento. Estas aproximaciones a los municipios  añade un peligro para los vehículos que transitan por las carreteras, ya que las cruzan con frecuencia, con el consiguiente riesgo de colisión con algún ejemplar.

Comparteix

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies