Vinaròs News

Històries d'avui en dia

La crónica de la jornada electoral en Vinaròs La crónica de la jornada electoral en Vinaròs
J.J.B.-E.F.-X.F. El “pacto de las caballerizas” que se firmó hace cuatro años en la ermita de los patronos de Vinaròs podrá revalidarse otros cuatro... La crónica de la jornada electoral en Vinaròs

J.J.B.-E.F.-X.F.

El “pacto de las caballerizas” que se firmó hace cuatro años en la ermita de los patronos de Vinaròs podrá revalidarse otros cuatro años, porque los tres partidos que lo subscribieron y han formado el gobierno municipal volverán a sumar once concejales, aunque con una distribución distinta.

El PSPV-PSOE ha vuelto a ganar las elecciones municipales en esta ciudad tras 28 años sin hacerlo y es que ha aumentado de 4 a 7 los ediles. En cambio sus actuales dos socios de gobierno han bajado, Totes i Tots Som Vinaròs reduce su representación de 5 a 3 ediles y Compromís pierde uno de sus dos ediles. Así, el candidato socialista Guillem Alsina apunta como próximo alcalde vinarocense. Fue también un día de alegría para el Partit de Vinaròs Independent (PVI) pues triplica su representación municipal, pasa de 1 a 3 ediles, encabezados por María Dolores Miralles. Se convierte incluso en la tercera fuerza política más votada. El PP pierde 2 de sus 8 ediles, lo cual es valorado como un mal menor, dadas las perspectivas con que partía vistos los resultados en las elecciones generales.

Por otra parte, Ciudadanos consigue por primera vez colocar a un representante entre los 21 escaños del salón de plenos. Quien estos próximos cuatro años no tendrá representación municipal es Esquerra Republicana del País Valencià, que pierde a su edil, mientras Esquerra Unida ha tocado fondo con el resultado.

El optimismo en la sede socialista de la calle San Francisco se palpaba desde el primer momento de los datos escrutados y fue in crescendo a la vez que el porcentaje incrementaba la ventaja sobre el PP, segunda fuerza más votada. Alsina, mostró su satisfacción por los resultados obtenidos, tras destacar haber realizado “una campaña limpia en el fair play, explicando nuestro proyecto y huyendo de la confrontación, siempre en positivo”. Destacó además que ya en la campaña habían percibido en la gente de Vinaròs “ilusión, ganas y esperanza en el partido socialista”, y dijo que a partir de este momento habrá que hablar con todas las formaciones para poder formar “un gobierno de progreso”. La sorpresa de estas elecciones municipales ha sido el renacimiento del Partit de Vinaròs Independent (PVI), que ha pasado de 1 a 3 ediles. Su candidata, Maria Dolores Miralles, que repetía como número uno del partido ya había mostrado su optimismo días antes tras lo que calificó de “gran campaña hecha por los jóvenes del partido”, y manifestó que van a hablar con el resto de formaciones, sin manifestar abiertamente si su intención es entrar a formar gobierno o continuar en la oposición.

El PP de Vinaròs, con Juan Amat como candidato, lo tenía difícil tras los resultados obtenidos en las pasadas generales y autonómicas, pero aun así acabó logrando 6 concejales, 2 menos de los que tenía hace cuatro años. Los populares se quedarán en la oposición cuatro años más. La jornada electoral comenzó puntualmente en Vinaròs a las 8 de la mañana con la incorporación de los responsables de las mesas electorales a cada puesto. Todos los colegios abrieron las votaciones a las 9 de la mañana, sin incidentes destacables. El primer político con cargo en el Ayuntamiento en esta legislatura que depositó sus votos en las urnas fue precisamente el que ha sido hasta ahora alcalde de la ciudad Enric Pla, en el antiguo colegio de San Sebastián. Poco después, en este mismo lugar, pero en mesa distinta, votaba el candidato por el PP Juan Amat, quien acudió con su mujer, en avanzado estado de gestación del que será su primer hijo. También fueron madrugadores el candidato socialista Guillem Alsina y el de Esquerra Unida, Manuel Villalta, ambos votaron uno tras otro en el colegio Misericordia.

Al mediodía votaron en el colegio San Sebastián M.Dolores Miralles, del PVI, Manuel Herrera de Ciudadanos y Jordi Moliner, de Compromís. Minutos después lo hizo la candidata de Tots Som Vinaròs Anna Fibla en el Auditori Municipal y finalmente en el CEIP M.Foguet lo hizo Agustí Romeu, de Esquerra Republicana.

En Vinaròs había siete sedes electorales, con un total de treinta mesas. Todas las mesas funcionaron con normalidad, estando ubicadas en el antiguo colegio San Sebastián, el Auditorio, la Casa de la Cultura y los CEIPs Manuel Foguet, Asunción, Misericordia y San Sebastián nuevo. En total tuvieron derecho al sufragio cerca de 19.500 ciudadanas y ciudadanos, incluyendo los y las residentes extranjeros con derecho de voto a las municipales o a las europeas. A las dos del mediodía la participación era muy dispar respecto a anteriores comicios. En las municipales había votado un 35,16 por ciento, lo que era un 5 por ciento menos que en el 2015. Sin embargo, en cuanto a las europeas, a esa hora era casi un 10 por ciento más elevada (34,83 por ciento frente al 25,01% de entonces).

Alsina apunta a alcaldia socialista a Vinaròs, baixen TSV, PP i Compromís, el PVI triplica regidors i s’estrena Ciudadanos

Comparteix
Avatar

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies