Vinaròs News

Històries d'avui en dia

BARTOMEU ROIG  El alcalde de Peñíscola, Andrés Martínez, mantuvo una reunión con técnicos de la Conselleria de Obras Públicas, para conocer las alternativas de...

BARTOMEU ROIG 

El alcalde de Peñíscola, Andrés Martínez, mantuvo una reunión con técnicos de la Conselleria de Obras Públicas, para conocer las alternativas de los técnicos de la administración autonómica sobre la polémica generada en las obras de la carretera CV-141.

Una actuación que pretendía incrementar la seguridad vial mediante la construcción de una mediana entre carriles, lo que generó fuertes críticas. «Han aceptado que el bordillo corrido es inadmisible y van a eliminarlo», detalló el primer edil al término del encuentro. El director general de Obras Públicas, Carlos Domingo detalló que de esta manera «desaparece el riesgo de que un accidente pudiese impedir el acceso de grúas y ambulancias, y permite el adelantamiento a los ciclistas que pudieran circular por la calzada». Para que no haya giros a la izquierda, la solución planteada es la colocación de bordillos cortos con bolardos en los accesos a las urbanizaciones, y en el resto del tramo habrá una doble línea continua. Una vez conocida la propuesta, Martínez mencionó que los técnicos del consistorio, «así como la Policía Local, evaluarán la medida, y convocaré a los candidatos a la alcaldía para que sepan la nueva situación».

El alcalde valoró tras este acercamiento que se ha dado «un paso más», y ahora espera «que los trabajos queden terminados lo más pronto posible» en el principal acceso a la ciudad. Desde el departamento confían tenerlo finalizado antes del verano.

Comparteix
Avatar

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies