Vinaròs News

Històries d'avui en dia

El mercado de las cuatro columnas El mercado de las cuatro columnas
EMILI FONOLLOSA El Ayuntamiento de Vinaròs celebra el 90 aniversario de la inauguración del mercado municipal, situado en la plaza de San Agustín, con... El mercado de las cuatro columnas

EMILI FONOLLOSA

El Ayuntamiento de Vinaròs celebra el 90 aniversario de la inauguración del mercado municipal, situado en la plaza de San Agustín, con una variedad de actos en los que participan las primeras autoridades locales y la reina y damas de fiestas.

Las actividades se centralizaron este viernes por la tarde-noche. Después de una “foto de familia” frente a la fachada, la reina de fiestas Carmen Espuny, el alcalde Guillem Alsina y la concejala de Cultura Anna Fibla inauguración de forma oficial una exposición, en la que mediante diez paneles cuidadosamente elaborados se explica toda la historia de la que es infraestructura comercial más característica de la ciudad. Fibla, durante los parlamentos, alabó la labor de los vendedores del mercado así como el producto de calidad que ofrecen, mientras que Alsina recordaba su infancia cuando acudía al mercado con sus hermanos y rompía una lanza en favor del mercado frente a las grandes superficies.

Fibla dio paso a una conferencia ofrecida con el apoyo de imágenes por la historiadora Conxita Solans Roda, que precisamente es nieta del constructor de este mercado inaugurado durante las fiestas de Sant Joan del 1929. Finalmente, en el patio interior del mercado hubo la actuación de The Red Velvets. En estos actos, a los que asistió numeroso público, también participó Puro Teatro Arts Escèniques, cuyos integrantes lucieron vestuario de época.

Solans explicó que el 24 de diciembre de 1927 se adjudicaron las obras del mercado, cuyo proyecto fue realizado por el arquitecto castellonense Francisco Tomás i Traver. Hubo, según señaló, mucha competencia para adjudicarse el concurso, con un precio de salida fijado en poco más de 129.000 pesetas. Finalmente fue adjudicada a Manuel Roda Giner, que ofreció 113.539 pesetas; es decir, una baja de más de 15.000 pesetas que ponía en riesgo su economía empresarial y personal. “Pero para Manuel Roda, conseguir el proyecto era una cuestión de prestigio personal, porque la obra ponía a prueba su profesionalidad por las dimensiones del edificio y la utilización de nuevos materiales como foja y cristal combinados con materiales tradicionales” explicó Solans.

La realización de las obras no fue fácil, en parte porque el arquitecto director Manuel Montesinos Ibáñez, desatendió sus funciones de seguimiento de las obres y de emitir las certificaciones de pago mensuales que obligaba el pliego de condiciones.

Las obras fueron además paralizadas durante dos meses por orden de Montesinos, que mandó derruir las cuatro columnas de la fachada alegando que no soportarían el peso de la cubierta. Manuel Roda se negó a ello, y pidió el arbitraje de un profesional que lo verificara. Un informe de otro arquitecto dictaminó que las columnas cumplían con las condiciones y las obres pudieron seguir.

El logotipo que representa aun hoy en día el mercado consiste en un dibujo esquemático de la fachada en el que destacan las cuatro columnas que continúan sosteniendo la cubierta 90 años después de su construcción.

El Mercat de Vinaròs fa 90 anys

Comparteix
Avatar

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies