Vinaròs News

Històries d'avui en dia

Aiguadoliva: el barranco de las sorpresas Aiguadoliva: el barranco de las sorpresas
EMILI FONOLLOSA Las grandes avenidas de barrancos y ríos secos durante prácticamente todo el año que se ha producido en el Baix Maestrat, tras... Aiguadoliva: el barranco de las sorpresas

EMILI FONOLLOSA

Las grandes avenidas de barrancos y ríos secos durante prácticamente todo el año que se ha producido en el Baix Maestrat, tras la reciente gota fría, ha transformado el paisaje en diferentes puntos del litoral de la comarca. Además de desaparecer pequeñas playas y calas como la del Triador, en Vinaròs las mayores sorpresas naturales se han producido en el barranco de Aiguadoliva, que es la frontera natural con el término municipal de Benicarló. 

Por un lado, allí, dos grandes aficionados a la historia, flora y fauna de estas comarcas, David Gómez y Dídac Mesa han visto como el agua que ha bajado torrencialmente ha dejado al descubierto más de 50 metros de una vía de comunicación antiquísima por la que circulaban probablemente carros. Según Gómez, que es historiador, de esta vía apenas se tenía noticias, solo se habían detectado unos pequeños vestigios. A la hora de datarla, comentaba a Vinaròs News que “intuyo que es de época ibero-romana, aunque esto solo es una suposición mía, podría estar perfectamente equivocado, no hay nada con lo que podamos comparar”. Entre las dos líneas de rueda que aparecen ahora perfectamente visibles, hay una distancia de entre 85 y 90 cm y están en dirección al mar.

“Sabemos que en la época ibero-romana, Aiguadoliva pudo haber sido una zona de embarcadero de carga y descarga, al contrario de la época medieval cuando no hubo actividad en este lugar, por eso me hace sospechar que tenga tanta antigüedad”. Así pues, la erosión del lecho fluvial ha sacado a la luz un extenso tramo del trayecto por el que circulaban los carros. Las líneas guardan la misma proporción a lo largo del trayecto como consecuencia de que son claramente ocasionadas por el desgaste de las ruedas que por allí transitaban, como ha abundado Gómez.

OTRA SORPRESA

La otra sorpresa que este barranco ha deparado tras la gota fría es la repentina formación de un larguísimo brazo de tierra y piedras en la desembocadura que ha tomado forma circular, transformando este tramo de costa que une Vinaròs con Benicarló.

El aporte de agua tan fuerte ha impedido que el agua del mar entre hacia el barranco; al contrario de lo que sucede normalmente, en estos momentos el último tramo de la desembocadura es de agua dulce en estos momentos.

Aiguadoliva se ha convertido estos días en lugar de obligada visita para muchos vinarocenses que quieren ver al natural esta repentina transformación de la costa, aunque haya ya sido difundida ampliamente por TVE y las redes sociales, incluso con vídeos realizados desde drones.

El "delta" d'Aiguadoliva, mireu molt més http://www.vinarosnews.net/aiguadoliva-lloc-de-pelegrinacio/

Publicada por Josep Emili Fonollosa Antolí en Martes, 23 de octubre de 2018

Aiguadoliva, “lloc de pelegrinació”

Comparteix

Vinaròs News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies